Por Jorge Juan González Pérez.

El segundo curso y congreso internacional de hidroponía en México permitió dar un paso para que las personas escaso nivel económico puedan obtener ingresos adicionales con la venta de productos agrícolas producidos a bajo costo, indicó gloria Samperio Ruiz, presidenta del asociación hidropónica mexicana.

Ayer terminó el congreso internacional de esta materia, bajo el auspicio del ayuntamiento de Toluca, con la participación de conferencistas de Canadá, Estados Unidos, Chile, pero, México, España, Alemania, Brasil, entre otras naciones donde se desarrolla la tecnología del cultivo sin tierra lo más importante del congreso fue la formación de capacitadores, cuya función será promover e incentivar la agricultura sin tierra en el territorio nacional, con la venia de diversas autoridades municipales y estatales, agregó Samperio Ruiz.

De ahí que no sólo haya sido importante atraer la tecnología de los países desarrollados para la creación de plantaciones hidropónicas en México por las experiencias de los especialistas e investigadores en esta área agrícola para ser compartida y extender su difusión, aseguró la presidenta del asociación en el país.

Samperio Ruiz explicó que estos cultivos no requieren de una inversión onerosa, ya que en una extensión de un metro cuadrado con sólo $30 se puede obtener varias docenas de lechugas, que pueden beneficiar a la familia escasos recursos económicos.

Por su parte, Dan Brelinger representante de la empresa Cropking indicó que los estados de Mississippi, Florida, Ohio, nueva Inglaterra, California y Colorado y sobretodo en Arizona se utiliza esta técnica. Las plantaciones de este tipo son consideradas como limpias de sustancias tóxicas y de fertilizantes que dañan los cultivos y las tierras y dejan buenos beneficios económicos para los productores.

En los Estados Unidos existen dos tipos de hidroponía, para pequeños y grandes productores. Principalmente se produce maíz, frijol, soya y tomates, con una mínima inversión financiera. Esta técnica agrícola se ha extendido. En la actualidad son 10,000 los agricultores estadounidenses que siembran en superficies pequeñas, de 20 a 50 acres, para su posterior comercialización.

Dan Brelinger recalco que esta forma de cultivos está volviendo popular entre los agricultores norteamericanos, quienes utilizan tecnología muy avanzada que también es aplicada a la hidroponía.

El empresario apuntó que los congresos como el celebrado en Toluca son importantes para intercambiar experiencias tecnológicas con especialistas de nivel mundial, como una alternativa para impulsar la agricultura del futuro.

Por otro lado, Pedro Roberto Furlani, investigador brasileño, señaló que en su país la hidroponía esta en desarrollo, especialmente para la producción de las hortalizas más consumidas, igual que en México, el uso de la hidroponía tiene apenas unos diez años.

La hidroponía ocupar la mano de obra familiar y permite ingresos económicos para quienes la practican.

El especialista afirmó que la hidroponía es una solución cuando se tiene problemas de contaminación severa en el medio ambiente.